Por un puñado de estímulos sensitivos, yo cruzo océanos..

Supongo que alguna vez te lo habrás planteado..
¿Qué hay detrás del contacto físico piel con piel? A saber..
Qué hay detrás de un abrazo, cuántas partículas de nuestro ser se movilizan cuando una persona toca a otra.. cuando tus labios rozan un cuello, cuando las yemas de tus dedos acarician el lóbulo de una oreja, cuando una mano aterriza sobre una mejilla y llega para quedarse un rato.. cuando estás de pie viendo un concierto y el dorso de tu mano roza un par de segundos el dorso de la mano de la persona que te acompaña y está compartiendo ese momento, ese lugar, esas emociones y sensaciones, ese roce de un par de segundos que se convierten en eternidad cuando se cruzan con una mirada y periféricamente percibes ese leve movimiento de la comisura de los labios hacia arriba, casi imperceptible para nadie más que pudiera furtivamente estar espiando el espectáculo de dos unidos por un instante.. casi imperceptible pero que para los protagonistas se torna una eternidad de sensaciones, percepciones, sentimientos y certezas..


Supongo que alguna vez lo habrás pensado..
¿Cuántas cosas se movilizan en el metabolismo y la estructura celular de todas las unidades excitadas dentro de un sistema complejo de comunicación de nuestra piel con nuestro cerebro? A saber..
cada uno de nuestros cerebros primitivos
entiende a la perfección,
porque se produce a través
de un lenguaje primigenio, simple, especial..
Qué sucede en esa célula dérmica que, junto con sus vecinas estimulada tiene un sistema complejamente simple para que sus moléculas se alineen para enviar una información nerviosa, transmitiendo microimpulsos en masa, que cuando se suman a los del resto de células, unidades pilosas excitadas y erectas por la reacción, suponen una cascada, una avalancha, una riada de reacciones eléctricas a través de todo un recorrido minuciosamente evolucionado durante milenios hasta llegar a un centro de (des)control central, el cerebro.. que a su vez comienza a transmitir a otras zonas del cerebro todo lo que recibe en una bacanal de chispazos y representaciones inverosímiles para nuestra comprensión científica, pero que cada uno de nuestros cerebros primitivos entiende a la perfección, porque se produce a través de un lenguaje primigenio, simple, especial.. tan sencillo que cuando queremos mirar con los ojos superficiales de nuestra ignorancia vital, se torna incomprensible.


Supongo que alguna vez lo habrás sentido..
¿Cuanta incoherencia parece rodear a las reacciones emocionales que nos abruman cuando alguien nos toca..? A saber..
Incoherencia porque parece que nos mueve hacia reacciones y repercusiones que ponen en duda todo lo establecido.. Cuando siento tu presencia, millonésimas de segundo antes del contacto, Amor, mi cerebro ya chisporrotea y se enerva hasta puntos que es imposible de ponderar.. por ello.. ¿para qué plantearse de ningún modo entenderlo..? Nos empeñamos en ponerle nombre a todo, etiquetas a procesos, números a lo que funciona con una lógica matemática cuántica incomprensible para nuestra primitiva evolución comprensiva.. Lo más curioso de todo esto es que conforme evolucionamos y nos tecnificamos, avanzando científica y tecnológicamente, más primitiva hacemos nuestra comprensión de un simple roce piel con piel.. Seguro que cuando acabábamos de descubrir el fuego en la humanidad, hace milenios, cada individuo era catedrático de las emociones y del contacto.. Por tanto.. quizá nuestra comprensión y aceptación de que nuestras células son más inteligentes que nuestros cerebros conscientes es inversamente proporcional a nuestra evolución cientificotécnica..


Supongo que alguna vez.. alguna vez habrás sido persona..
una mirada cercana a un beso de padre
en la frente de tu hijo enfermo
¿Cuándo olvidaste, tú, individuo, sentir y ser sentido? A saber..
¿Cuándo fue más importante un horario, un puesto de trabajo, una ocupación futil y práctica que no te provoca realmente beneficio a ti, sino al egoísmo de quien te paga?
¿Cuándo fue más relevante pavonearte en una fiesta delante de tus falsos amigos, falso tú, en vez de sacrificarla por quien realmente importa, y obtener placer por sentirte parte de algo que no existe más que dentro del teatro de la sociedad que tiene un conocimiento ya primitivo de lo que significa un contacto, un suspiro sentido tras la oreja, una mirada cercana a un beso de padre en la frente de tu hijo enfermo, un permanecer muy cerca de alguien cuando te necesita en vez de esforzarte en que los demás crean que te preocupas y así cubrir tu cuota de reconocimiento social?
¿Cuándo se gestó la razón por la que las circunstancias creadas por nosotros mismos nos apartaron de la posibilidad de no perder nunca esa cercanía cuando se necesita..?
¿Cuándo me pasó?


Supongo que alguna vez lo habrás deseado..
¿Cuántos kilómetros deberán recorrer mis botas para volver a sentir lo que me daba sentido, no a mi vida, sino a mi..? A saber..
simplemente emociones y sentimientos
envueltos en un traje social del que hay que despojarse
para vestirse simplemente de lo que somos
Mi vida, estoy descubriendo (si crees que es tarde para mi, enhorabuena si tú lo sabías antes, pero cada uno tiene su momento..) que no era lo que era, sino que es lo que es.. simplemente emociones y sentimientos envueltos en un traje social del que hay que despojarse para vestirse simplemente de lo que somos, porque nos somos más que lo que somos e intentar ser más de lo que realmente somos es una estupidez supina.. Porque todas las capas con las que nos vestimos, no nos engañemos, no son de tela o accesorios, directamente son trozos de papel impresos como billetes que colocamos encima de esas células inteligentes de piel que nos dan percepción más real del mundo que podamos creer. Nuestro mundo no es lo que vemos, sino lo que sentimos.. Cuando leía hace ya muchos años que “pienso, luego existo”, ahora lo entiendo mucho más que entonces.. pienso = percibo + proceso + respondo.. ¿Cuándo dejamos que la percepción que entraba por ⅕ parte de nuestros sentidos mandara sobre las demás para conformarnos una imagen de la realidad que al final es totalmente distorsiva? ¿Cuándo dejamos que un órgano ínfimo en tamaño y número de células preponderara sobre el órgano perceptivo más grande, extenso y numeroso en células y cantidad de estímulos?
¿O a caso un niño se calma más cuando ve a su madre
que cuando ella lo pone sobre su pecho desnudo?
La piel es lo primero que toma contacto con el mundo cuando nacemos y no los ojos.. realmente nacemos ciegos.. ¿O a caso un niño se calma más cuando ve a su madre que cuando ella lo pone sobre su pecho desnudo? Supongo que durante nuestro crecimiento, durante nuestro secuestro escolar, durante nuestra alienación educativa, durante nuestra esclavización sociolaboral, vamos perdiendo esa capacidad de darnos cuenta de que nuestro mundo, su imagen, no está dada por lo que vemos, sino por lo que sentimos.. Si fuese al revés, cada cual ocuparía el lugar que debería ocupar, y no el que se ve que debe ser..

Supongo que alguna vez habrás sentido que no estás donde debes estar, ni debes nada donde estás, ni sientes de verdad la realidad de un modo real..
¿Cuándo dejaste de saber que lo que sientes a través de la piel es real y lo que ves a través de los ojos no lo es..? A saber..
cuando sólo hay piel con piel,
no existen los sexos
como los entendemos normalmente
Todavía recuerdo cuando comencé las primeras prácticas como Fisioterapeuta en la Universidad la cantidad de contradicciones que superé y certezas que adquirí sobre el contacto físico piel con piel.. Entre los millones de certezas y “recapacitaciones”, cómo tenemos demonizado y socialmente reprimido el contacto entre hombres por meras razones, precísamente, estéticas (visuales..? WTF!!!). Cuando todo empezó a tener sentido empecé a privar a mi cerebro de los estímulos visuales cuando mi piel tomaba contacto con otras pieles.. entonces empecé a ver el mundo de verdad.. como lo ven los ciegos, los que realmente saben cómo es el mundo. Me di cuenta de que cuando sólo hay piel con piel, no existen los sexos como los entendemos normalmente. No hay hombre o mujer.. sólo hay personas.. otros sistemas sinérgicos o no con los que te relacionas.. No hay diferencia de sexo entre tocar y ser tocado por un hombre o una mujer, más allá de todo lo que sientes cuando se produce el contacto. Por eso cuando eliges a una pareja por cómo la ves, te equivocas aunque creas que aciertas.. Por eso cuando eliges a una pareja por cómo la sientes, aciertas aunque la sociedad te diga que te equivocas.. Porque cuando dejamos que la inteligencia de las células dérmicas te digan “éste sí, éste no”, acertamos siempre. Por eso yo ya sé quién es Amor de mi vida.. ¿Tú lo sabes, seguro..?


hay un universo inexplorado delante de ti,
que no ves, pero que sientes que está
Te propongo un juego..
¿por qué no te quedas a solas con quien crees que es, apagas la luz, cierras los ojos y no los abras bajo ningún concepto?
Prueba.. comienza haciendo que las yemas de tus dedos comiencen a hacer su trabajo.. No tienes por qué pensar qué hay que hacer.. ellas saben qué hacer.. además, tu sistema musculoesquelético responde de una manera más ordenada y organizada hacia lo que necesitas cuando no piensas por dónde debe moverse guiado por lo que se ve o ves.. Deja que después el resto de piezas de tu cuerpo recubiertas por esas células inteligentes contacten a su antojo con las otras piezas de esa otra persona. Te darás cuenta de que hay un universo inexplorado delante de ti, que no ves, pero que sientes que está.. entonces te expondrás a otras cosas.. al sabor de esa piel, al olor de esas cuevas ocultas a la vista y que están en los pliegues que esa piel posee y que esconden tesoros para tus neuronas ciegas de percepción de lo que se siente de verdad.. te lanzarás al vacío de la sensación de un aliento cálido sobre cada centímetro de montes y valles, laderas y praderas que pueblan todo tu cuerpo y no sabías ni siquiera que podían producirte esas emociones sentidas y procesadas en tu cerebro.

Te propongo una reflexión..
¿Te has dejado abandonar a ese juego, has sido capaz de no seguir realmente ninguno de los pasos que yo te decía, has sido capaz de ser autónomo en tus emociones, en tus anhelos, en lo que realmente quieres, no en lo que se presupone que deberías hacer..?
Entonces vamos bien, porque debes dudar de que lo que te digo es cierto.. pero hay una trampa en esto.. para poder saber si tengo razón debes explorar tu mundo por ti mismo, porque mis células dérmicas, inteligentes, no son las tuyas.. No interpretan el mundo como las tuyas.. No pretendas que yo te pueda explicar cómo sienten tus células y cómo se conforma el cerebro el mundo a través de esa información, porque yo sólo puedo decírtelo a través de lo que a mi me dicen las mías.. No seas ignorante..!

Te propongo una duda y una certeza..
¿Te has planteado que siempre que tu piel toca a la de otra persona siempre sientes, siempre experimentas, siempre provocas que el futuro cambie?
Yo sé, y lo sé porque he podido sentir otra piel de verdad.. ya sé que es la única.. la que encaja perfectamente como un puzzle con la mía.. que siempre se siente y en el momento en el que sientes qué piel es tu gemela en este mundo, da igual si es alta o baja, gorda o flaca, mujer u hombre, guapa o fea, rica o pobre.. porque eso es lo que se ve.. no lo que se siente..
Este mundo está enfermo por la compulsión de forzar uniones entre individuos según lo que estéticamente es correcto, prácticamente, según factores que se alejan cada vez más, cada vez de un modo más artificial, de la piel..


Prueba.. pruébate a ti mismo si esto es cierto.. no porque yo te lo diga, sino porque el ser humano se caracteriza por algo muy importante.. No es capaz de “ver” si no conoce, no es capaz de imaginar si no conoce, no es capaz de evolucionar si no conoce.. Así que si has llegado ya hasta aquí, sería inhumano que no te probaras a ti mismo, si creías que las cosas eran al contrario de como yo digo, que estás en lo cierto pensando al contrario o diferente..
esa piel que amo y que encaja con la mía
bajo la manta de Twin Peaks

Por cierto, la última sentencia.. no creas que por estar de acuerdo o no yo saco algo.. Que yo viva o piense, ame u odie, sea o signifique, no depende de que estés de acuerdo conmigo, porque no lo necesito para ser yo.. porque yo sé quien soy a través de lo que siento, con mi piel, a través de lo que me enseña la piel de aquell@s a quien quiero y me quieren, a través de lo que me transmite la conexión que tengo con esa piel que amo y que encaja con la mía bajo la manta de Twin Peaks, acoplados como uno sólo sabiendo que no es así, pero disfrutando con cómo se funden las sensaciones en un único cerebro que son dos.. enlazados aunque incluso los kilómetros separen ambos sistemas.. porque las partículas al final fluyen y vibran y son capaces de vencer la distancia que, en física cuántica, no es más que otro factor, muy diferente a la distancia que se “ve”..

Porque.. por un puñado de estímulos sensitivos, yo cruzo océanos.. Fuente de las imágenes: Jeremy Enecio: Un océano de emociones - Creativos Online Blog

Entradas populares